¿Cómo empacar su coche para un viaje de Snowboarding?

Aproveche al máximo su espacio de carga mientras se prepara para su viaje por la montaña este invierno. Con estos consejos y trucos, lo único que dejarás atrás son tus preocupaciones. Cuando usted quiere alejarse del ajetreo y el bullicio de la realidad durante los meses fríos del invierno, nada puede recargar sus baterías como un viaje en snowboard o esquí.

Unas cuantas carreras por las laderas pueden ser un gran alivio del estrés, especialmente si los amigos y la familia se unen para divertirse. Sin embargo, antes de que empiece a cobrar sus billetes para el ascensor y a subir las colinas, tiene que llegar a la montaña, y eso significa empacar todo su equipo de snowboard y esquí.

Con tablas, botas, ropa de invierno y todas las demás necesidades necesarias para un viaje de esquí de fin de semana, el espacio de carga de su vehículo puede llenarse de prisa si usted no sabe cómo empacar adecuadamente su equipo. Acérquese a su embalaje con estos consejos y trucos y usted puede configurarse para un viaje más fácil, menos dolores de cabeza y una mente clara lista para triturar ese polvo suave, esperando.

Protocolo de pre-embalaje

Antes de siquiera pensar en tirar las bolsas en el vehículo, asegúrese de que estén montadas de la manera más eficiente posible. Haga que todos hagan sus propias maletas para que sean los únicos responsables de su equipo. Esto también limita la cantidad de rebuscado a través del equipaje que tendrá que hacer cuando llegue al resort.

Guarde su equipo de esquí y nieve en una bolsa separada de su ropa fuera de las pistas. Una bolsa de botas o un bolso similar debe ser más que suficiente espacio de almacenamiento para guardar sus botas, casco, gafas de seguridad, guantes, pantalones de nieve, gafas de sol y otras necesidades. El tener su equipo de nieve guardado por separado también le facilitará el cambio, porque lo más probable es que usted esté tirando en sus pantalones de nieve, chaqueta y todo lo demás mientras está parado en el estacionamiento o junto al vehículo, no en una acogedora suite de cabina.

Mantenga algunos artículos, como gafas de sol y capas adicionales, accesibles para la unidad, pero, en última instancia, mantenga sus equipos de nieve separados de su ropa de calle. Un buen consejo es llevar un sombrero extra, un par de guantes y un par de botas para usar cuando salgas de la montaña, ya que tu equipo de nieve probablemente estará húmedo y sudoroso desde un día en las pistas.

Por último, puede ser beneficioso tener dos neveras preparadas con bocadillos y bebidas: una nevera más grande que se puede colocar en el maletero para después de sus corridas y durante su estancia, y una nevera más pequeña que es fácilmente accesible durante su viaje hasta el resort. De esta manera, podrá repostar correctamente en la carretera antes de coger su equipo y subir al telesilla.

Una vez que haya completado estas pautas de pre-packing, puede comenzar a cargar su vehículo.

Consejo práctico: Antes de comenzar su aventura hacia la estación de montaña, tome una foto de su baúl con todo empaquetado, para que pueda recordar mejor dónde se encuentra todo una vez que esté listo para cargar y volver a casa.

El rompecabezas antes de la fiesta.

En un mundo perfecto, usted podría simplemente tirar su equipo en su vehículo de cualquier manera que sea sin importarle, agarrar a sus amigos y arrancar hacia las pendientes. Pero a menos que usted quiera estar rebuscando a través de su asiento trasero toda la tarde buscando sus gafas o guantes de repuesto, usted querrá tener alguna estrategia para empacar su coche. Tener un sentido de preparación puede crear menos estrés y más éxito.

Coloque todas las bolsas que van dentro del compartimiento de carga de su vehículo en frente del maletero para que pueda tener una mejor sensación de tamaños y formas. Piensa en cada bolsa como una pieza de rompecabezas con una ubicación perfecta en este juego de mesa en el asiento trasero.

Las bolsas y neveras más pesadas deben empaquetarse primero para crear una base sólida para ubicaciones más pequeñas y ligeras. Tener paquetes más pesados por debajo de la línea del asiento también podría disminuir las posibilidades de que una bolsa se suelte de la espalda durante una parada repentina o un giro brusco. Guarde los primeros lugares para bolsas más ligeras y pequeñas, así como su casco. Estos paquetes más pequeños también pueden contener algunos artículos que puede necesitar durante la unidad, como cargadores de teléfono, auriculares o gafas de sol, por lo que tenerlos fácilmente accesibles en la parte superior puede ser beneficioso.

Para sus artículos más grandes, como su tabla, esquís y bastones, utilice el portaequipajes del techo de su vehículo o contenedores de carga. Sin embargo, no coloque sus botas de nieve en estos contenedores de carga de techo, ya que la temperatura exterior mientras conduce puede enfriar sus botas exponencialmente y crear un ambiente frío para sus pies cuando llegue a la montaña. En su lugar, lleve sus botas de nieve en un maletín para botas o en una mochila en la bahía de carga.

A medida que empaque sus maletas, deje espacio y espacios a medida que avanza. Dejar algunas ranuras aquí y allá permitirá una mejor colocación con otras bolsas, así como la posibilidad de añadir rezagados de última hora a la carga. No apile su equipaje tan alto que no pueda ver por la ventana trasera. Esto puede entorpecer su capacidad de conducción y crear una situación insegura en la carretera. La seguridad en la carretera es lo primero.

Por último, si usted tiene paquetes a los que tendrá que acceder durante su viaje por la montaña, como una mochila con un cargador de teléfono extra o una mochila con sus pases de esquí, asegúrese de que se puede acceder a ellos sin tener que salir de la carretera y bucear en la bahía de carga. Coloque estas bolsas en un lugar de fácil acceso con las cremalleras o aberturas hacia los pasajeros para que estén disponibles.

Empacar el vehículo para una escapada de fin de semana a las montañas puede parecer una tarea desalentadora al principio, pero siguiendo estas sencillas pautas, usted puede prepararse mejor para un viaje suave y carreras estelares. Agarra tu equipo, llama a tus amigos y vete a las pistas con estos Pro Tips de embalaje.